Usos y propiedades de la Vainilla

Compota casera para Miguel

Si pensabas que la planta de Vainilla es una sola. Debes saber que existen un montón de plantas diferentes de ellas. Ya que se trata de una clase de orquídeas, con muchas variedades. Es cierto que la más conocida y desde donde se saca la esencia es de una de ellas; la planifolia. Pero existen más de cien variedades que seguramente muy pocas personas conocen.

Esta en particular es proveniente del continente americano, y tiene su nombre a partir de su fruto es que es como una especie de vaina, que es la que concentra todo el aroma y el sabor.

Como es una de las especies de orquídeas que más cuidados necesita y que además se usa por ejemplo, para uso comestible, es que su precio llega a ser uno de los más altos en el mundo agrícola, teniendo en cuenta lo que se paga por la cantidad que se recibe, que no suelen ser más de unos pocos granos.

Con el tiempo y la industrialización se pueden conseguir tanto en forma de esencia, como de vaina, que es llamada simplemente cápsulas en el mundo de la botánica no comercial.

En cuanto a su comercialización hay un dato muy particular que hace que México practicamente sea el dueño de un monopolio. Es que la vainilla desde hace muchos siglos atrás sorprendió y revolucionó Europa, pero todos los intentos que se hicieron a la largo del tiempo para sacarla del continente americano han resultado fracasos.

Y es cierto que hoy por hoy la vainilla se utiliza en un sin fin de productos, comestibles o no, que le han dado a México una importante identidad.

Coca Cola, sin ir más lejos es uno de los principales consumidores de Vainilla en todo el mundo para sus preparaciones.

En cuanto a los alimentos, sí hay que reconocer que representan la mayoría de los usos de este producto. La industria alimentaria representa casi un 90% de todo lo que se comercializa en el mundo.

Pero también la estética y la perfumería han hecho de este ingrediente uno de sus principales. Muchas de las hoy considerada primeras marcas, tienen por lo menos uno de sus perfumes con este sabor.  El Coco de Chanel es uno de los más pedidos con esta fragancia.

Y como si todos los usos de esta vaina fueran pocos, también se conocen sus propiedades medicinales, ya que se la considera como un gran estimulante del sistema nervioso.

Es muy común que vayas por tu vida y sientas su particular aroma, o comas miles de productos con su sabor. Ahora sabes además, un poco más de sus características y su comercialización.

Deliciosas recetas con vainilla

Tarta Tatín de Manzana con Helado de Vainilla

Nadie puede negar que la vainilla es uno de los ingredientes más populares a la hora de cocinar platillos dulces ¡y de los más ricos también! Pero pocos son los que se animan a implementarla en platos salados.

Gracias a su aroma exquisito y su sabor sofisticado, la vainilla aporta un toque especial a pastas, hortalizas, pescados y carnes. Siempre aplicando la medida justa, claro está.

Para que ya empieces a preparar, aquí dejamos  varias recetas con vainilla, desde tradicionales hasta las más singulares, para que tengas la posibilidad de ponerlas en práctica y con ellas sorprender a tus comensales con auténticas delicias.

  • Crujientes de canela y vainilla
    Ingredientes: 1 placa de hojaldre extendido, 4 cucharadas de azúcar, 1 cucharada rasa de canela en polvo, 1 vaina de vainilla (las semillas del interior), 1/2 cucharadita de pimienta de Jamaica, 1/2 cucharadita de jengibre molido y 1/2 cucharadita de clavo de olor molido.
    Preparación: Mezcla en un bol el azúcar con las especias. Extiende la placa de hojaldre en una mesa y cubre toda la superficie con el azúcar especiado. Pasa el rodillo sin presionar demasiado. Corta la masa en bastones finos y largos. Colócalos en una bandeja de horno cubierta con papel vegetal. Introduce la placa en el horno precalentado a 200º C con calor arriba y abajo. Hornea hasta que la masa de los crujientes esté ligeramente dorada, por lo menos unos veinte minutos. Dejar enfriar antes de servir.
  • Cupcake de vainilla
    Ingredientes para veinte unidades: 240 gramos de harina de repostería, 240 gramos de azúcar, 100 gramos de mantequilla, 4 huevos, 125 gramos de yogur natural, 8 gramos de levadura de repostería, cantidad necesaria de esencia de vainilla y una pizca de sal. Para hacer frosting de vainilla hay que utilizar 400 gramos de queso mascarpone, 200 gramos de azúcar vainillado y 1 vaina de vainilla.
    Preparación: Dejar la mantequilla a temperatura ambiente. Mientras tanto, precalentar el horno a 180º C. Mezclar en un recipiente la harina, el azúcar, la levadura y la sal. Incorporar los huevos, la mantequilla, el yogur y la esencia de vainilla. Incorpora bien hasta obtener una crema densa y homogénea. Verter la masa en los moldes hasta llenar la 3/4 partes. Hornear durante 25 minutos y dejar enfriar antes de decorar. El frosting de vainilla se realiza de la siguiente manera: mezclar los tres ingredientes y reservar en el frigorífico hasta el momento de usar. Cuando los cupcakes estén cubiertos con el frosting, es posible decorarlos a gusto con cualquier ingrediente, tales como chips de chocolate o fruta confitada.
  • Pasta con vainilla y parmesano
    Ingredientes: 300 gramos de pasta, 8 rodajas de piña natura, 3 docenas de gambas peladas, 2 vainas de vainilla, 70 gramos de queso parmesano, sal y aceite de oliva extra virgen.
    Preparación: Poner una olla con abundante agua para hervir la pasta. Mientras se hace la pasta, disponer una sartén con aceite de oliva y cocina las piñas previamente peladas. Sálalas ligeramente. Retirar del fue y reservar. En la misma sartén, añadir unas gotas de aceite de oliva y saltear las gambas peladas. Incorporar una de las vainas de vainilla. Retirar del fuego. Cuando la pasta esté al dente, escurrir y añadir el resto de las vainas mientras esté caliente. Agregar aceite de oliva, mezclar bien e incorporar la piña, las gambas y el parmesano. Servir y decorar con hojas de albahaca.
  • Salmón con salsa de coco y vainilla
    Ingredientes: 4 raciones de salmón, 300 mililitros de leche de coco, 1 diente de ajo, 1 guindilla, 1 pizca de agar-agar, unas gotas de esencia de vainilla, pimienta negra, aceite de oliva y sal.
    Preparación: Pelar y picar el ajo. Retirar las semillas y el rabito de la guindilla. Picar también. Poner en una sartén unas gotas de aceite de oliva y dorar estos ingredientes a fuego medio. Cuando el ajo se dore, agregar la leche de coco, sal, pimienta a gusto. Dejar cocer unos diez minutos. Si la salsa no espesó a gusto, añadir un poco de agar-agar. Cocer un minuto más y retirar del fuego. En otra sartén poner unas gotas de aceite y hacer el salmón a la plancha. Añadir sal a gusto. Servir las raciones de salmón en platos junto con un poco de salsa de coco y vainilla.